Todo lo que necesita saber sobre reflexología podal

La reflexología plantar es una de las medicinas alternativas más practicadas en todo el mundo. Se usa comúnmente para liberar tensiones y relajar los músculos, y es cada vez más popular debido a sus propiedades reconstituyentes y calmantes. Resumen de este tipo de masaje.

¿Qué es la reflexología?

Para ver más claramente, es necesario ante todo definir la reflexología. Es una medicina natural Chino que se basa en el principio de que cada órgano se refleja en una parte de las extremidades del cuerpo humano. Es igual para cada función fisiológica. Por ejemplo, si una persona sufre de problemas renales, es necesario actuar sobre la superficie a la que vuelven los órganos afectados para restablecer el equilibrio. La reflexología podal, como su nombre indica, es una técnica de masaje que consiste enacupresión en todos los pies. Se basa en la existencia de zonas reflejas a nivel de esta parte. Su objetivo no es solo tratar el dolor en este último, sino también mantener la masa total del cuerpo en equilibrio.

Cualquier sesión de reflexología, como la ofrecida en el Reflexología en Blain, comienza con una entrevista llamada anamnesis con el terapeuta. Este último busca conocer las expectativas de su paciente invitándolo a manifestar sus dolencias y síntomas. Posteriormente, realiza una síntesis y un diagnóstico para encontrar el protocolo terapéutico adecuado. A partir de ese momento, el individuo se quitará los zapatos y luego se sentará cómodamente en la camilla de masaje. Luego, el practicante lo relajará y le dará confianza. Una vez hecho, el reflexólogo procede al masaje real. La duración de dicha terapia generalmente varía entre 30 minutos y una hora.

Céntrate en los beneficios de este tipo de masaje.

La reflexología plantar se puede utilizar tanto como prevención como como acompañamiento de un tratamiento médico determinado. También se puede practicar para satisfacer otras necesidades. Sus beneficios son múltiples. Este tipo de terapia puede aliviar en primer lugar el dolor de espalda, el dolor articular o el dolor muscular. Al apoyarse en las zonas afectadas, estimula el proceso de autocuración. Esta técnica también está dirigida cada vez más a personas en cuidados paliativos así como a pacientes gravemente enfermos. Se sabe que mejora su comodidad. Esto les permitirá soportar mejor el tratamiento.

Dado que la reflexología plantar es un tipo de masaje, es muy relajante y permite que cualquier persona se relaje. Durante una sesión, podrá concentrarse en sus sentimientos mientras analiza sus pensamientos y emociones. Por tanto, es una excelente solución para aliviar el estrés y la ansiedad. Esta práctica también permite estimulación nerviosa y sanguínea. Por tanto, es muy recomendable para personas con problemas de circulación en las piernas y para aquellos con pies fríos. Finalmente, este tipo de masaje ayuda a reparar los trastornos relacionados con el funcionamiento de los órganos: respiratorios, digestivos, urinarios, etc.