Baño zen y natural

El baño es LA habitación de nuestra casa donde nos encanta entrar después de un día largo y agotador. Intentamos cada vez más que este lugar sea tranquilo, zen y que podamos relajarnos y rejuvenecer con facilidad. Elementos decorativos, complementos, cuidados, colores, minimalismo o incluso luz, todos estos elementos juegan un papel importante para conseguir que nuestro baño esté lo más cerca posible de la naturaleza. Te ofrecemos un zoom de cómo hacer que tu baño sea natural y mucho más cero desperdicio.

¿Por qué hacer que nuestro baño sea natural?

Todos lo sabemos: es en el corazón de la naturaleza donde mejor nos regeneramos, que nuestro cuerpo y nuestra mente descansan, que nuestras tensiones bajan y gracias a eso nuestro sueño mejora. No siempre teniendo la posibilidad de estar cerca de la naturaleza, de poder relajarnos en el jardín después de un día difícil o de caminar por un bosque para respirar un buen soplo de aire fresco, tendemos cada vez más a un hogar natural y sin residuos. El baño es particularmente importante, porque es en esta habitación donde puedes estar solo, donde puedes relajarte y no pensar en nada. Un buen baño caliente antes de acostarse ayuda a bajar la presión arterial y a dormir mejor. Una ducha enérgica por la mañana le permite comenzar el día de buen humor. En definitiva, si hay una habitación de la casa que debería estar más cerca de la naturaleza y más ecológica, donde la atmósfera que se crea es sosegada y sosegada, es precisamente el baño.

Consejos para conseguir un baño zen y natural

1. Opte por cosméticos naturales sólidos sin embalaje.

Con demasiada frecuencia nuestros cosméticos invaden nuestro baño. Son muchos, se envasan en botellas o frascos de plástico, suelen estar rellenos de productos químicos y muy lejos de la filosofía cero residuos. Los cajones de nuestros muebles están repletos de cosméticos que milagrosamente no paran de multiplicarse. Para no tener más tratamientos innecesarios que no solo ocupen demasiado espacio, sino también nuestra energía, optemos por la cosmética sólida natural y cero residuos. El cuidado fuerte tiene muchos beneficios:

  • La cosmética sólida 100% natural no contiene ningún material sintético o químico, ni parabenos, ni colorantes y menos alérgenos.
  • Son cero desperdicio y no desordenarán su baño. La mayoría de las veces, los cosméticos sólidos se envasan solo en una caja pequeña (compostable) o se venden a granel. Su jabón o champú sólido se verá mucho más natural y elegante en su baño sin plástico que los recipientes recubiertos de plástico.
  • No se prueban en animales; aquí también te acercas mucho más a la naturaleza. Los cosméticos sólidos de nueva generación no se prueban en animales, por lo que no hay riesgo de que un animal sufra durante su creación, una auténtica ventaja medioambiental.
  • Son aptas para toda la familia: no hace falta desordenar aún más tu baño y multiplicar los cuidados según las necesidades de cada miembro de la familia. El cuidado sólido es natural, se adaptará tanto a adultos como a niños. Su composición es saludable y los únicos ingredientes naturales de muy alta calidad aseguran que se satisfagan las necesidades de cada tipo de piel. ¡Un enfoque de desperdicio cero para toda la familia!

Con un espíritu totalmente verde y sin desperdicio, puede optar por realizar sus tratamientos de belleza ecológicos usted mismo. Antes de encontrar la fórmula adecuada, necesitará algunos intentos y probablemente un poco de tiempo. Para encontrar la composición que necesita, ¿por qué no probar algunos tratamientos de belleza sólidos que ya ofrecen marcas innovadoras y libres de crueldad animal? Visitar una tienda de desperdicio cero y pedir varios productos de belleza sólidos le permitirá descubrir la oferta y darse cuenta de las posibilidades, tanto en términos de composición como en términos de ingredientes. Después, seguramente te resultará más fácil hacer tus propios jabones sólidos o desodorantes sólidos.

Su baño se volverá mucho más natural una vez que esté desprovisto de todo el plástico que le espera en las botellas y frascos de cosméticos.

2. Elija accesorios naturales

cepillo de madera de bambú baño natural

Después de la cosmética, son los accesorios de belleza los que ocupan un lugar importante en nuestro baño. Así que opta por complementos naturales, hechos a mano, en madera u otros materiales naturales como el acero inoxidable, el mármol o el granito.

Un cepillo para el cabello o un peine no tiene que ser de plástico. Un elegante cepillo de madera con púas, pelo de jabalí o incluso pelo de cabra para el pelo más suave, será mucho más agradable de usar y al tacto que uno diseñado en material sintético. Más duradero, será completamente compostable al final de su vida. Un enfoque realmente saludable, ecológico y sin residuos.

La bolsa de algodón desechable, no muy elegante, que cuelga en nuestro baño, se puede reemplazar fácilmente por discos de algodón orgánico lavables y reutilizables. Es una solución rápida, económica, económica y sin desperdicio total.

Los famosos hisopos plásticos de algodón, para algunos imprescindibles en la rutina diaria de belleza, son una fuente de desperdicio innecesario. Reemplácelos por un limpiador de oídos, un accesorio de higiene ecológico y reutilizable. Si aún eres fanático de los hisopos de algodón, opta por la versión de bambú y su algodón orgánico. Completamente compostable después de su uso, Zen estará dentro de ti con este enfoque de cero desperdicio.

Para colocar sus cosméticos sólidos alrededor de su bañera o en la ducha, opte por una jabonera de cerámica, bambú o madera. Sobre todo, no compre un jabonera de plástico. Estos accesorios naturales aportarán un toque de elegancia y diseño a tu baño natural.

También puedes añadir un toque de naturalidad con cestas, escaleras para secar tus toallas, un cesto de ropa o incluso una alfombra de baño. Todos estos accesorios se pueden fabricar con materiales naturales y nobles. Completamente lavables y reutilizables, serán útiles durante muchos años.

3. Prefiere colores sobrios y minerales.

Si la naturaleza evoca un color verde, a veces es difícil asumirlo en el baño. Así que opta por colores sobrios y naturales como el beige, el gris o el marrón. Estos colores neutros irán a la perfección con tus muebles de madera, tu escalera de bambú para secar tus toallas y tus plantas. La elección de los colores es importante en nuestro entorno. Algunos colores nos estimulan o irritan más, otros son más calmantes y bajan nuestra tensión. Los colores sobrios te permitirán descansar y relajarte. Te harán sentir mejor y más tranquilo. Un enfoque ecológico del respeto porque tendrá una fuerte influencia en tu vida diaria. Si vuelve a pintar su baño, busque una pintura natural, sin químicos para que brille.

4. Enamórate de un fregadero de piedra

Granito, basalto, mármol, un lavabo o un lavabo de piedra se pueden encontrar en tu baño natural. Hermoso y robusto, un fregadero de piedra no teme a nada. Aporta un toque de elegancia y refinamiento natural a su baño sin desperdicio. Su gran punto positivo: la piedra es un material natural, atemporal. Stone irá a la perfección con tus azulejos, con colores oscuros y plantas que llevarías al baño. Puede elegir una forma ovalada, redonda o rectangular. Como en la naturaleza, cada piedra es única y tu fregadero también será una pieza única aportando un toque real más natural a tu hogar.

5. Apuesta por muebles de baño de madera

Si planeas cambiar los muebles de tu baño, opta por muebles de madera. Un mueble de madera irá perfectamente con tu fregadero de piedra. Los dos serán un combo natural de la más alta calidad y traerán un estilo inigualable a esta habitación natural. Un mueble de madera, crudo y majestuoso, le dará zenitud y relajación a su baño. Fabricado con material natural, tendrá un impacto ecológico casi neutro al ser biodegradable y por tanto cero residuos.

6. Trae plantas verdes

¡Las plantas en un baño natural son IMPRESCINDIBLES! Rodéate de plantas verdes y trae un ambiente verde a tu habitación natural. Si el tamaño de tu baño lo permite, opta por una planta para poner en el suelo. Si, por el contrario, tu baño es demasiado pequeño, siempre puedes optar por plantas pequeñas para colgar.

Hay muchas ideas para personalizar tu baño y hacer que luzca natural. Si su presupuesto es ajustado o no planea cambiar muebles o colores, intente jugar con accesorios. Una canasta de mimbre, una planta verde, un jabonera de cerámica acompañada de un cosmético sólido… ¡Son pequeñas cosas que tendrán un gran efecto! ¡El baño natural está abierto para ti y te permitirá disfrutar plenamente de tu habitación!