Cambiar tu colchón: ¡el momento perfecto!

Después de un duro día de trabajo, para recuperarse de la fatiga, es importante descansar adecuadamente. Ahora sabemos que la ropa de cama tiene un impacto en la calidad del sueño y de facto en nuestra salud en general. Por tanto, cuando un colchón ya no sea capaz de aportar comodidad durante las sesiones de descanso, es mejor pensar en cambiarlo. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a saber cuál es el momento ideal para cambiar tu colchón.

Considere la vida útil de su colchón

Dependiendo del material utilizado para el diseño de su banco, se le asocia una vida útil. Cuando se alcanza, se vuelve imprescindible cambiar de edredón, por el bien de tu cuerpo. La vida útil de la mayoría de las literas es de 5 años. Sin embargo, los edredones de alta gama como Colchón simba se puede utilizar durante más de 10 años.

Signos visibles

Si tienes dudas sobre el cambio de colchón, significará que se lo ha pasado genial contigo. Para que pueda, con un simple vistazo, ver qué ha cambiado. Algunas señales visibles que son fáciles de detectar deberían poder alertarlo sobre la necesidad de cambiar su edredón. Esta parte cubre algunos de ellos.

Espumas flácidas

Tan pronto como te levantas de la cama, la huella de tu cuerpo toma forma en el colchón por unos momentos. Si lo notas, significará que los materiales de tu litera se están degradando. De hecho, con el tiempo, la espuma de su banco pierde firmeza y, por lo tanto, ya no puede soportar su peso. Cuando se hunda, y, independientemente de la ubicación, ya no podrá cumplir con su función de soporte y, a su vez, reducirá su comodidad. Es hora de cambiarlo y regalarte un colchón simba.

El efecto cuenco

El efecto cuenco es consecuencia de la flacidez del edredón. Este es un comentario bastante fácil de hacer y un indicador del mal estado de su colchón. Con el tiempo notarás que se forma un hueco en el medio de la cama y cada vez que te acuestes tiendes a deslizarte hacia el centro de la cama. Cuando estás en el centro de la ropa de cama, tienes la sensación de hundirte. Puede hacerte sentir tu somier y es una señal segura.

Los signos físicos

Dependiendo de cómo lo use, es posible que su colchón no alcance su vida útil. Cuando su condición se deteriora, es posible que no lo note de inmediato. Sin embargo, su cuerpo se lo hará saber, si puede escucharlo.

Dolor al despertar

No es obvio que note la flacidez de su edredón de inmediato. Sin embargo, su cuerpo le enviará señales. Si se despierta todavía cansado o con dolores en todo el lugar, no piense inmediatamente que estaba demasiado cansado la noche anterior. Esto puede ser una señal de que las espumas de su colchón se están degradando y ya no le permiten disfrutar de un descanso reparador.

Además, puede sentir que está durmiendo menos bien que antes. Notará que se despierta más a menudo por la noche porque busca una posición para dormir menos extenuante. Los movimientos de su pareja también pueden despertarlo algunas veces. Estas son las señales de que es hora de cambiar de litera.

Signos de alergia

Si nota que los ácaros no se sueltan, es posible que hayan infestado su litera. Un colchón viejo puede convertirse en un nido de alérgenos porque lo ha usado demasiado. Como resultado, tendrá cada vez más reacciones alérgicas. Incluso si tiene la opción de pasar la aspiradora para eliminar estos parásitos, sería mejor simplemente cambiar su colchón.


10 reglas para promover la recuperación del sueño

El sueño es un estado en el que descansa prácticamente todo el cuerpo humano. Es un estado fisiológico temporal necesario para una buena salud diaria. A veces, sin embargo, estos momentos de descanso son perturbados o difíciles de encontrar. Esto se conoce como falta de sueño o trastorno del sueño. Aquí hay 10 reglas esenciales que sin duda lo ayudarán a volver a dormir.

¿Por qué es necesario disfrutar de un sueño reparador?

Dormir en un buen colchón es necesario para dormir bien. El colchón de 160 × 200 sin duda le proporcionará un sueño reparador. De hecho, para una buena maduración cerebral, es fundamental que duermas bien. El sueño es el único acto inconsciente en el que se entrega el cuerpo humano. En otras palabras, es tan esencial que incluso el organismo se adhiere a él sin gran dificultad. Es el cerebro el que te da ganas de dormir, entiende que esta acción es fundamental para tu supervivencia.

La falta de sueño se manifiesta por falta de sueño o interrumpida por despertares. Es la raíz no solo de la falta de concentración y atención, sino también de la fatiga y la irritabilidad. Además, la falta de sueño puede provocar somnolencia al volante y un accidente. Por eso es importante dormir bien en un colchón muy agradable como es el colchón de 160 × 200.

10 reglas esenciales para dormir mejor

El sueño es fundamental para una buena calidad de vida. Así que siga estas reglas esenciales que lo ayudarán a volver a dormir.

1. Duerme en un buen colchón

Lo primero es dormir en un buen colchón. De hecho, debe estar completamente cómodo para dormir bien. Opta por un colchón de 160 × 200. Debe evitar absolutamente mirar televisión o trabajar mientras está en la cama. Este espacio no está hecho para eso.

2. La melatonina promueve el sueño

La melatonina es una hormona que el cuerpo produce exclusivamente en la oscuridad para ayudarlo a dormir mejor. Por tanto, es importante que evites la luz cuando quieras dormir. Apaga todas las lámparas y sumerge tu habitación en silencio.

3. Evite los estimulantes

Por la tarde, evite tomar café, cola, vitamina C o té. Estos son estimulantes que evitan que se duerma rápidamente. Lo mejor es informarse bien sobre el contenido de lo que come por las noches para no sufrir insomnio.

4. Controle su dieta

Por la noche, en la cena, es recomendable ingerir comidas ligeras, una comida copiosa no facilitará la digestión y menos aún el sueño. Frutas, verduras o una bebida sin cafeína, sin sobrecargar las tardes antes de acostarse.

5. Crea momentos propicios para dormir

Apague todo lo que pueda impedirle dormir: teléfono, computadora, televisión, etc. Crea momentos propicios para dormir: date un baño tibio, apaga las luces y aléjate del ruido. Acuéstate y cierra los ojos. Definitivamente dormirás.

6. Evite el ruido

Manténgase alejado de lugares demasiado ruidosos: el ruido promueve múltiples despertares y un sueño tardío.

7. Evite las actividades deportivas nocturnas

Evite practicar deportes por la noche, especialmente antes de acostarse. Haga suficiente actividad física durante el día. Tu cuerpo cansado solo pedirá descanso.

8. Acostumbra el cuerpo a dormir

Para permitir que su cuerpo se acostumbre a cuando duerme, sincronice sus horas de sueño. Tenga un horario fijo para dormir y despertarse.

9. Realiza actividades relajantes

Puede inducir el sueño realizando actividades relajantes. Por ejemplo, puedes escuchar música suave o hacer yoga.

10. No te resistas a dormir

Tan pronto como sienta los signos de sueño, bostezos u hormigueo en los ojos, vaya directamente a la cama. No te resistas a dormir, puede que no vuelva y las consecuencias son muy graves. Sin embargo, es mejor no tomar medicamentos para dormir, ya que corre el riesgo de volverse dependiente de ellos.